14 de febrero de 2009

DEMASIADAS LAGRIMAS, LE HACEN MAL AL BB

Hoy, 14 de Febrero de 2009, me dí cuenta, de lo poquito casi nada que le importo a Noé.
Sí, todo ha sido mágico, aunque quizás únicamente para mí.
No puedo seguir dejando mis ojos secos de lágrimas, no puedo seguir sintiendome miserable por sus desplantes.
Por ahí leí que los bebés sienten todo lo que siente la mamá, y ya no quiero que mi hijo siga sufriendo los altibajos a los que él me somete, claro, porque yo se lo permito.
Me pregunto si será cierto eso que dice mi madre, que las mujeres siempre buscamos el mismo patrón de hombre, me dolería aceptar que yo misma me boicoteo eligiendo a los hombres con los que seguramente voy a fracasar.
No quiero más lágrimas.
Aunque ahora que estoy con la mirada pérdida, mirando sin mirar y sintiendo que el alma se me hizo añicos y que ya nada podrá repararla, a pesar de eso, hay una lucecita de esperanza, una vida que comienza, un pequeño al que debo proteger, hasta de mi misma.
Mi otra razón, descansa plácidamente en mi lecho, de repente se mueve inquieto al escuchar el sonido de las teclas mientras escribo todo esto.
Mi hijo mayor, ese que tantas alegrías ha traído a mi vida, ese que me exige un niño, como él, ese al que no le entusiasma ni tantito tener una hermanita.
Tal vez la nube negra ha regresado, pero tengo suficiente en mi vida para echarla para siempre.
No digo que no tenga miedo de hacer esto sola otra vez, pero también caí en cuenta, de que estoy haciendo esto completamente sola, que hemos sido negados y seremos negados, tal vez para siempre, que me cree una falsa ilusión, que creí muchas cosas que al final sólo me llevaron a un solitario valle de lágrimas.
Tal vez ahora si madure.
Tal vez ahora si crezca.
Tal vez pronto olvide.

4 comentarios:

Leon dijo...

Hola, lei tu post y me causo mucha tristeza, me llamo Leon y tengo 30 años, estoy casado y tengo un bebito de 4 meses, se por lo que estas pasando, me refiero a la angustia de lo que pueda sentir el bebe, te cuento que mi esposa y yo teniamos problemas, no graves gracias a Dios cuando ella estaba embarazada sin embargo me ponia a pensar mucho en eso, en como afectan los silencios al bebito.

Hoy tenemos problemas, espero no graves pero llevamos una semana sin hablarnos, odio el silencio, lo detesto y me guardo en una mascara de "aqui no pasa nada", ojala todo fuera mas sencillo, que todo estuviera bien, que nadie tuviera que pelear, pero asi es la vida, animo, echale ganas, por tus hijos.

Muchos saludos.

Priscila dijo...

Yo no tengo hijos, creo que por eso me es fácil decir: pues deja a esa persona y sé feliz!

¿Hasta cuando un hijo puede atarte a la otra persona? ¿Toda la vida?

Letti, ánimo, no hagas tu mayor esfuerzo por tu bebé, primero hazlo por ti, piensa en ti, que finalmente él se alimentará de ti, tanto comida como sensaciones, sentimientos. No sé que palabras decir para darte ánimos, sólo te digo que todo pasa, el tiempo a veces es muy lento, pero pasa y no hay mejor medicina que eso.

Si creo eso de que las mujeres si seguimos buscando al mismo patán de siempre, pero todo tiene un límite, tal vez todavía no llegas al tuyo.

Lettie dijo...

Esta frase la tomé de la película, "La casa de los Espíritus", cuando la joven madre en ciernes llora y su mamá tratando de consolarla, le dice: "demasiadas lágrimas le hacen mal al bebé"
Es una tristeza inmensa, me duele saber que mi hijo aún sin nacer, sepa lo que es sentirse miserable.
Que este viviendo el duelo de ver morir mi ilusión, aunque de momento es inevitable no estallar en lágrimas cuando me llega algún recuerdo.
No puedo evitar tampoco sentir ese dolor en las entrañas, cuando caigo en cuenta de que ya nada será igual.
León, cuida a tu familia, verás que todo se arregla, si los dos ponen de su parte. Tienen un enorme motivo para arreglar las cosas.
Alguna vez leí, "la palabra más soez y la carta mas grosera son mejores, son más educadas, que el silencio".
Priscila: Leí tu comentario y vino otra tormenta de lágrimas. Pues encontré solo verdades en él.
Gracias por compartirlas conmigo.
Sabes, soy una de esas personas a las que les cuesta mucho dejar el pasado en su lugar, me cuesta mucho separarme de las personas, aún sabiendo que son dañiñas para mi.

Estoy tratando de estar bien.

Xénit dijo...

No cabe duda que cada persona encierra dentro de si, un oceano de lágrimas...

Quiensabe qué sea peor...si guardar un mundo de lágrimas dentro de ti, o vivir sin motivos, ni siquiera para llorar.