22 de noviembre de 2008

ANA MARINA


Conocí a esta chica un Diciembre de los años en los que todavía iba a la escuela, yo pertenecía a un grupo que se llamaba Cuerpos de Conservación de Guanajuato. Hubo un campamento con personas que pertenecían a Cuerpos de otros estados.

Ana Marina destacaba por su belleza, rubia de ojos azules, esbelta, con todo en su lugar, de buena estatura.

Cuando la vi, me sentí cual vil cucaracha que no merece existir.

Pensé que sería una niña mimada que espera que todos estemos a sus pies, no podría estar más equivocada.

Desde el principio demostró ser una personalidad en el campamento, este se realizaba en la Sierra de Santa Rosa, en Guanajuato.

Líder nata, super organizada y de un excelente humor, era un placer trabajar con ella. Nos trataba a todos por igual y pronto encontré en ella a una amiga y confidente.

Un día en la noche, se organizo una subasta humana. Íbamos a ser subastados y todo un día, tendríamos que lavar los platos de nuestro comprador. Nos repartieron igual cantidad de dulces para pujar en la subasta.

Hubimos algunos por los que nadie peleó, a más de uno nos compraron por un dulce y de plano fue la única oferta.

Había un chico, guapo, simpático e inteligente, ya no recuerdo su nombre, pero si recuerdo que me encantaba de todas las formas posibles, Marina lo sabía. Hoy por más que intento no puedo recordar su nombre. Fue el plato fuerte de la noche, Marina se alío con otras chicas, yo sospecho que hubo hasta contrabando de dulces, pero al final de la noche y con ayuda de mi amiga, logré vencer a mis contrincantes y pude comprar por la cantidad más grande de dulces al chico de mis sueños.

Estuvimos en contacto durante algún tiempo. Ella vivía en Tabasco, en una hacienda que producía chocolate, nos comunicábamos por correo convencional, no tenia yo el gusto de conocer el e-mail.

Un día ya no supe de ella, años después me entere de que se convirtió en nuestra belleza Tabasco, que estudió, se casó y continúa su vida muy feliz.


El haber conocido a Marina, me hizo ser menos prejuiciosa, y tratar de ser siempre una mejor persona, aunque mi exterior, aunque lo que la gente ve, no lo parezca.

3 comentarios:

Xénit dijo...

Se nota que ya visitaste image chef... No tiene relación con el post, pero tenía qué decirlo.

Lettie dijo...

Pues parece que no, pero se ve bonita la imagen, que no???

Priscila! dijo...

No hay muchas personas como tú, que gritan a los 4 vientos ( o en el blog jeje) su admiración por otra persona, quizá mas bella que tú... y eso es de admirarse.